Estrés, Ansiedad, Pánico, Miedo...

La hipnosis me puede ayudar con ésto?

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

      El trastorno de pánico, pertenece a la familia de los trastornos de la ansiedad clínica,

en el que la persona afectada sufre repetidos ataques de ansiedad y miedo en ausencia de estímulos externos

que puedan desencadenarlos.  

Suelen estar acompañados de cambios significativos en la biología de la persona, y de una preocupación continua

de que se produzcan nuevos ataques de pánico.

 

Se caracteriza por episodios inesperados y repetidos de intenso miedo acompañados por un cuadro de síntomas

que pueden llegar a ser 13, y de los cuales si sólo padece 4,

ya se considera un trastorno de la ansiedad. Estos incluyen desde opresión y dolor en el pecho,

palpitaciones aceleradas del corazón (taquicardia), sudores fríos, hormigueos, falta de aire o falta de aliento,

sensación de asfixia, mareos, angustia, temblores, molestias abdominales y/o alteraciones gastro-intestinales,

náuseas, vómito, sensación de irrealidad o miedo a la inminente pérdida de control ... etc. 


Pueden concomitar con trastornos de evitación de situaciones o lugares temidos, con objeto de huir de los estímulos

que procuran estos ataques de pánico, tendiendo a apoyarse compulsivamente, en personas o en sustancias,

para intentar controlar a toda costa una repetición de estos episodios.


Las personas que sufren de este trastorno tienen sentimientos de terror o miedo, que aparecen de repente,

sin avisos previos y que puede durar desde varios minutos, hasta incluso algunas horas. 


No existen unas causas concretas para que se produzca un trastorno de pánico ni su aparición.

La predisposición genética juega un papel esencial en su padecimiento, aunque se reconoce que las experiencias estresantes

lo disparan, generalmente a edad joven, pero siempre como condición de tener antecedentes ansiosos familiares.


Durante un ataque de pánico, se activan las mismas zonas del cerebro que en las experiencias de miedo y terror,

pero con la gran diferencia de que va siempre seguido del episodio de ansiedad.

La predisposición genética esta relacionada con unos niveles bajos de serotonina y de ácido gamma aminobutírico (GABA) heredados, quienes desempeñan una función calmante en el cerebro.

Estas personas genéticamente predispuestas, tienen un menor número de receptores de la serotonina que los demas. 
Los medicamentos que inhiben la recaptación de la serotonina y el GABA, son de gran eficacia para combatir sus ataques de pánico, pero no pueden resolver la recidiva en la mayoría de los casos, por lo que la terapia resulta muy necesaria y altamente recomendada

y es aquí donde la hipnosis entra en juego

ya que es uno de los modelos más reconocidos por su eficiencia clínica en la extinción de estos trastornos

porque inhibe los cuadros hasta su desaparición en un episodio de terapia razonablemente breve.

 

hipnosis panama

© 2016 por Hipnosispanama.com

  • Facebook
  • Instagram

Ahora contamos

con páginas de Facebook e Instagram, síguenos: