Complejos, Sentimientos de Inferioridad,

  Inseguridad, Baja Autoestima

 

Todas las personas pasan en algún momento de su vida

por experiencias que han influído negativamente sobre su personalidad y conducta.

Si la persona tiene la autoestima alta,

puede sobreponerse a cualquier sentimiento negativo, a cualquier emoción dañina,

puede aprender de la experiencia y avanzar en su vida.  

 

El problema está cuando la persona tiene una baja autoestima,

y debido a las diferentes experiencias vividas,

tiene un reflejo mental inconsciente que se proyecta sobre sí mismo por la imágen distorsionada de su yo.

En este caso puede padecer de inseguridades, complejos, sentimientos de inferioridad, etc.

 

La hipnosis puede ayudar en estos casos

ya que cambiamos las ideas sugestivas que ha grabado en su mente

por otras más acertadas y positivas

logrando así modificar su autoestima, su autocontrol y su autoconcepto.

Una vez que se reestructura cognitivamente, y se cambia la percepción que se tiene,

automáticamente la persona cambia su conducta. 

 

Al utilizar la hipnosis como herramienta para solucionar estos problemas,

aceleramos el proceso

y la persona ve la mejora mucho más rápido que sin el uso de ella.