El uso de la hipnosis en el tratamiento del dolor,

¿Funciona?

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Sí, claro que sí.

La hipnosis es una herramienta muy segura y eficaz

que permite enmascarar, aliviar o erradicar

diferentes tipos de dolor mediante la liberación de encefalinas y endorfinas.


No es adictiva y no posee efectos secundarios. 


Recomendamos saber el tipo de dolor que se tiene antes de tratarse con hipnosis,

ya que la hipnosis es muy eficaz

y el dolor es una señal de que algo no anda bien en el organismo.  

Antes de enmascararlo, se debe saber que tipo de dolor es.


Recuerden que el dolor nace en el cerebro.

Cuando nos hacemos daño

se manda un señal de alarma que llega en milésimas de segundo al cerebro

y éste genera dolor como mecanismo de defensa,

pero sólo será él quién decida si duele o no.

Por tanto, el dolor es necesario para nuestra propia supervivencia.

 

Conozca los diferentes tipos de dolor

y el uso de la analgesia psicógena o hipnoanalgesia en cada caso.

 

1. Dolor Nociceptivo:

Convencional de un traumatismo,

generalmente es un dolor episódico, agudo, sordo, intenso, fuerte,

que evoluciona con el tiempo

y que generalmente necesita medicamentos para calmarlo.

Ejemplos: quemaduras, torceduras, golpes.

En este caso se puede utilizar la analgesia psicógena por un tiempo determinado

hasta que atiendan al cliente.

 

 

2. Dolor Neuropático:

Es una lesión del Sistema Nervioso Central.

Es un dolor punzante, intenso, chocante o penetrante, sensación de quemazón, descarga eléctrica.

Es un dolor destructor porque hay un daño permanente,

no tiene cura y afecta mucho la calidad de vida de la persona que lo tiene.

Es necesario analgesia psicógena o farmacológica de por vida.

En este caso, como pueden apreciar,

si se utiliza la hipnosis, se mejora muchísimo la calidad de vida del cliente.

 

 

3. Dolor Somatomorfo:

Son dolores psicológicos,

que concomitan mucho con trastornos de la ansiedad y con trastornos del humor.

Ejemplos: dolor torácico, cefáleas, fatiga, vértigo, cólon irritable.

En este tipo de dolor no sirve la hipnoanalgesia,

hay que tratar el trastorno y no el dolor.

 

 

4. Dolor Visceral:

Este dolor es producido por inflamación, cólicos,etc.

Es recidivante y poco específico del lugar exacto.

 

 

5. Dolor Crónico:

Es un dolor que se repite.

Se da por más de seis meses.

La persona necesita analgesia psicógena o farmacológica ya que sin ella,

le resta mucha calidad de vida a la persona porque siempre está con dolor.

Este dolor también concomita con trastornos del humor.

Ejemplos: artritis reumatoide, degeneración ósea, dolores post quirurgicos, etc.

Como se puede apreciar, en este caso

también está recomendado el uso de ella.

 

  

 

hipnosis panama

© 2016 por Hipnosispanama.com

  • Facebook
  • Instagram

Ahora contamos

con páginas de Facebook e Instagram, síguenos: